Llámanos
957 782 479
656 850 757
Horario apertura
Lun. - Vie.: 09.00h - 14.00h
                   16.00h - 21.30h

Por medio del ejercicio físico terapéutico, podemos conseguir que el paciente pueda volver a adaptarse a su actividad deportiva o laboral, minimizando el riesgo de recaída y enseñando al paciente estrategias a seguir en caso de que suceda. En este proceso se expondrán todas las medidas posibles a tomar para su mejoría. Estos tres elementos crean sinergia entre ellos y pueden conseguir tasas de éxito muy altas con un índice pequeño de recidiva.


  • Agiliza la recuperación de una lesión física (ya sea deportiva o traumática) además de ayudar a prevenirlas.
  • Mejora el equilibrio y  la movilidad, fundamental en pacientes con dificultades en la marcha.
  • Actúa a nivel de dolores musculares y articulares llegando a reducirlos o, incluso, eliminarlos.
  • Está indicado en fases pre-operatorias para preparar las estructuras implicadas para una mejor recuperación tras la cirugía y en fases post-operatorias para una recuperación más óptima y rápida. En algunas ocasiones puede, incluso, evitar la cirugía.
  • Favorece la calidad del sueño, mejorando aspectos biopsicosociales como el estrés o la depresión.